Mejorar la postura es posible con buenos habitos

Tener una buena postura es sencillo y es muy importante si quieres conservar tu cuerpo y mente saludables. 

Cuando ejerces una postura correcta, tu cuerpo se alinea a sí mismo. Esto puede aliviar la fatiga, los dolores de espalda, cuello y cabeza. Tener una salud general aceptable y sentarse o pararse apropiadamente, elevará tu porte y confianza. Este artículo te mostrará varios modos para desarrollar y mantener una buena postura.

Hoy en día, la vida sedentaria hace que las personas tengan una mala postura con más frecuencia; estar muchas horas frente al ordenador, ver televisión o trabajar, puede hacernos tener una mala postura que, a largo plazo, nos puede dar problemas de salud.

La mala postura puede convertirse fácilmente en un mal hábito y causar y/o agravar dolores de espalda y de cuello. Afortunadamente, podemos controlar los principales factores que afectan la postura y la ergonomía y, en realidad, no es tan difícil como parece. ¡Presta atención!

Caminar

Muchas personas caminan encorvadas sin darse cuenta lo que les produce  mas contracturas musculares por esta mala posición de su cuerpo. Caminar con una buena postura te puede ayudar a lucir más delgada, además tu cuerpo se sentirá más descansado.

  • Mantén tu cintura, espalda y cuello bien derechos.
  • Da pasos moderados, ni muy largos ni muy cortos.
  • Lleva un ritmo entre tu brazo derecho y tu pie izquierdo y viceversa.
  • Una regla básica e importantísima es que nuestros hombros y nuestras cadera deben estar en la misma línea y la barbilla formando un ángulo recto con nuestro cuello.

Sentado

Las malas posturas que se adquieren en la oficina aumentan considerablemente el número de lesiones de nuestros músculos y huesos; además de provocar dolor de espalda. Tantas horas en la misma posición, el mal uso de los teclados y del ratón son los responsables directos de los famosos dolores de espalda, cervicales y bajo rendimiento.

Recomendaciones

  • Evita estar todo el día sentado. Intenta hacer una parada al día para movilizar y estirar.
  • Cuando tengas que estar sentado. Mantén el respaldo recto, la espalda relativamente recta y los brazos o codos apoyados; cambia de postura frecuentemente. Coloca a 90º la cadera-rodilla-pie y a 90º hombro-codo-mano.
  • Coloca el margen superior de la pantalla a nivel de los ojos o un poco por debajo.
  • Relaja los hombros y coloca el mentón recto, sin adelantar.
  • No mantengas posturas forzadas. Intenta levantarte cada 45 min/1h.
  • Cambia la posición de la silla y, si es posible, usa un fittball durante el día.
  • Revisa tu peso. Si se sitúa por encima de tu peso ideal, aumentarás en mayor medida la tensión sobre tu espalda.
  • Contrae el abdomen. Cuando estamos sentados la musculatura encargada del control postural tiende a desactivarse, cargando de mayor tensión los discos vertebrales de la espalda. La presión que se ejerce sobra la espalda cuando estás sentado es mayor que de pie.
  • Mantén la espalda completamente apoyada en el respaldo de la silla, ya que de esta manera evitamos que se nos sobrecarguen las vértebras lumbares.
  • Coloca un alzador bajo los pies para evitar la sobrecarga de los músculos de las piernas.

Cuello

El cuello es muy propenso a  a tensionarse e incluso te puede generar dolor. Cuando el cuello pierde su postura, empezamos a notar que nuestra cabeza se ve como más adelante que el resto del cuerpo.

Recomendaciones

Para empezar a mejorar la postura del cuello, practica sobre todo cuando estés sentado. Para esto ten en cuenta que la cabeza debe estar alineada con la espalda

Y procura mantener una posición derecha y estirada, sobre todo cuando estés sentado procura mantener el cuello erguido, la barbilla paralela al piso y ligeramente hacia arriba.

 Hombros

Por lo general, las personas que mantienen  mucho tiempo sentadas suelen tener más dificultad para mantener un equilibrio en su espalda, lo que repercute nocivamente en la posición de los hombros..

Recomendación

Para mejorar la postura de los hombros, realiza ejercicios de estiramiento con el fin de aliviar la presión en el pecho. Ten en cuenta que los hombros deben estar ligeramente hacia atrás, es decir, sacando un poco el pecho hacia afuera.

Espalda

La espalda suele ser la parte del cuerpo donde más se nota la mala postura, debido a que los músculos de la espalda se contraen y los músculos superiores de la espalda se debilitan, causando una especie de curva hacía adelante, conocida comúnmente como joroba.

Recomendación

Si estas mucho tiempo sentado haz estiramientos de espalda. Mantén una posición firme y derecha. Procura contraer el abdomen mientras mantienes tu espalda derecha, sobre todo cuando vas caminando o estás sentado.

Cintura

La cintura y la pelvis juegan un papel muy importante a la hora de mejorar la postura. Por lo general, las personas que más mala postura adoptan en su cintura o cadera, son aquellas que están frecuentemente sentadas.

Recomendación

Realiza sentadillas en cada pierna para estirar los músculos de la cadera. Mientras haces las sentadillas debes estirar la cintura lo más que puedas, evitando que la rodilla toque el suelo.  Este sencillo ejercicio lo harás haciendo 15 repeticiones y al menos 3 veces al día.

¡Y recuerda que es importante mantener una postura relajada! Evita una postura rígida antinatural. Para las personas que ya sufren un ligero dolor de espalda o cuello, de forma natural intentarán limitar los movimientos para evitar provocar un mayor dolor. Ejercicios para mejorar la postura->

Especialidad: 
Noticia Destacada: 
NO

 

TAMBIEN LE PUEDE INTERESAR

Cada año, se estima que dos millones de personas en todo el mundo se someten a una artroscopia de rodilla - una cirugía mínimamente invasiva para aliviar el dolor y mejo

 La obesidad se reconoce como un importante problema de salud pública en los países industrializados.

El dolor lumbar es uno de los padecimientos más antiguos y frecuentes de la humanidad, muy probablemente como consecuencia de nuestra condición

El radio es el hueso más grande de los dos huesos del antebrazo. El extremo del lado de la muñeca se llama extremo distal.