5- Recetas con Huevos.

Los huevos deberian ser un ingrediente básico en la alimentación. Posee un alto contenido en nutrientes como , vitaminas, minerales y  en especial proteínas. Estas proteinas son  de  muy alto valor biologico ya que contienen todos los aminoácidos esenciales, es decir, aquellos que nuestro el organismo no fabrica por sí solo y por lo tanto deben ser aportados en la dieta.

Dependiendo del tipo de coccion, sobre todo si son pasados por agua, escalfados o cocidos, pueden considerarse como un alimento de bajo contenido calorico. Dos huevos medianos (unos 100 gramos de parte comestible) se considera una ración y su valor calorico es de 156 kcal . Aportan el 7% de las calorías diarias necesarias y proteínas de gran valor biológico, es decir, necesarias y fácilmente asimilables por el organismo.

El huevo no contiene hidratos de carbono, la energía que aporta proviene de los lípidos, principalmente ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados (lo que es beneficioso para la salud cardiovascular). El huevo también contiene antioxidantes (Selenio, vitamina E, carotenoides) ácido fólico y colina, necesarios para el buen funcionamiento del organismo.

El mito del colesterol.

Las evidencias de que la ingesta moderada de huevos no incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares han inducido a las principales sociedades científicas a modificar sus recomendaciones dietéticas en relación al huevo. Así, la Asociación Americana del Corazón, ya en su revisión del año 2000 declara que «el colesterol procedente de los huevos no supone un riesgo añadido para padecer enfermedades cardiovasculares, permitiendo recomendar la toma de un huevo al día, en lugar de la recomendación previa, de hasta tres huevos a la semana». Leer mas

Hasta finales del siglo pasado se recomendaba limitar el consumo de huevos, por su alto contenido en colesterol, como una medida de prevención cardiovascular. En 1973, la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association, en inglés) recomendó limitar la ingesta de huevos a un máximo de tres por semana. Esta idea fue aceptada durante años por los responsables sanitarios, quienes a su vez la transmitieron a la población general. Sin embargo en la actualidad  la misma sociedad, la Asociación Americana del Corazón, ha cambiado su enfoque y recomendaciones nutricionales y alimentarias: se ha pasado de poner el foco de atención en limitar o promover la ingesta de determinados nutrientes o alimentos a contemplar la dieta globalmente. Recomendando una dieta de tipo Mediterraneo y cardiosaludable de la que los huevos no pueden en modo alguno estar  excluidos.